SE BUSCA UN LÍDER

 

Llevar a cabo “La Guarimba” es más fácil que pelar mandarinas con las uñas largas, sin embargo, el único detalle que nos falta es un líder que la convoque.  Guarimbear” al régimen CASTRO-COMUNISTA de los señores Chávez y Castro sería una forma tremendamente efectiva de hacernos oír cada vez que la sociedad se sienta golpeada ante una injusticia, como ésta de encarcelar ilegal e inconstitucionalmente al General Alfonso Martínez, por ejemplo.

 

Para apurar la instalación del nuevo CNE por parte de la Asamblea Nacional, la sociedad organizada – debidamente “liderizada” – podría acudir a un “guarimbazo” de un par de días.  Si queremos forzar la barra y provocar el compromiso de un cronograma que defina la celebración del dichoso referendo revocatorio, podríamos brincar todos con otro “guarimbazo”.   A punta de “guarimba” se volvería loco cualquier gobernante.

 

Claro está que para estas “mini-guarimbas” haría falta un líder que las convoque.  Ese es nuestro gran “handicap”.  Es también importante el apoyo de los medios, por supuesto.

 

Guarimbear” es tremendamente fácil.  No hace falta mayor organización.  Como en Venezuela hay tantos caciques y pocos indios, “La Guarimba” nos viene como el anillo al dedo.  No hace falta trasladarse a ninguna parte más que al frente de nuestras respectivas viviendas.  Una vez que comience la emoción, quien quiera descansar entra a su vivienda y se toma un “break”.  Si nos dan ganas de ir al baño, ahí están los nuestros… unos más limpios que otros.  La Guarimba” lo tranca todo y se radicaliza en la medida en que sus participantes lo hagan.

 

La gran “Guarimba”, la del puntillazo… la última, no requerirá de mayor convocatoria porque vendría solita, provocada por las circunstancias, pero el recalentamiento “guaimboso” sí.  Es por eso que se busca un líder.

 

Caracas 16 de mayo de 2003

 

ROBERT ALONSO