RENUNCIA EN BLOQUE

 

Se las voy a poner “bombita” a la “oposición”, vaya.  Yo supongo que todas las noches “nuestros” políticos tienen pesadillas soñando con el maldito Referendo Revocatorio ese.   Se imaginan que llegó febrero y nada… marzo y nada… pasó el 2004 y nada y entonces salen a las calles y el pueblo los persigue con cacerolas inmensas que son empleadas para llenarles el coco de enormes chichones.  Esa escena se repite día tras día hasta que cada quien opta – como todos piensan igualito -- por esconderse en un hueco abierto por un inmenso cachicamo (armadillo, en cristiano) cuando están de lo más cómodos “enhuecados” en posición fetal, viene la madre de todas las lapas y los saca a mordiscos por sus respectivos culos.  De tal manera que entre los cocotazos a punta de cacerolas y las “picadas” de culo de la monstruosa lapa (una especie de jutía venezolana), no queda un extremo sano en el cuerpo de ninguno de ellos.

 

Que no se ría el lector/ra, porque el escenario es tremendamente serio.  Anoche Quico tenía en su programa en Globovisión a un personaje que portaba unos lentes “culo-de-botella” – creo que era un general de la “Alianza Militar por Venezuela”, quien se autodeterminaba como un “comedor de raciones de combate”) que decía que teníamos todos los venezolanos que aceptar el Referendo Revocatorio como el católico acepta el “Credo”.  Será en su casa, digo yo. 

 

Por cierto que Quico ha tenido la gran habilidad de pasar agachado en todo esto.  Cuando lo precisan sobre si cree o no en el RR, se ríe, “mama gallo” (toma pelo) y muestra su calcañal sin media (a Quico – debido a su excentricidad -- no le gusta usar medias).   Ese de bobo tiene lo que yo tengo de físico nuclear.  Yo” – diría Quico – “ni fu… ni fa”.  De llegarle “el gobierno” y re-preguntarle: “Ah, ¿ni fu?” Quico diría: “Je, je…” y si, por el contrario, le re-preguntasen: “Ah, ¿ni fa?”, el contestaría: “Jo, jo...”  El Quico me recuerda aquel político puertorriqueño que una vez prometió: “De llegar a gobernador, las puertas de mi palacio permanecerán HERMÉTICAMENTE abiertas para el pueblo…

 

Sin embargo – y que me perdonen mis compañeros en el BLOQUE DEMOCRÁTICO – yo les voy a tirar una toalla a los políticos tradicionales enconchupanciados con la “Coordinadora Democrática”.  Como quiera que los asambleístas de la oposición tienen algunos de estos días que regresar a la Asamblea General y ante la inminente aprobación del “Reglamento Interno de la Asamblea” que los estará allí esperando -- lo cual sería el puntillazo que acabaría con la quinta y con los mangos en este país -- lo único que les queda, a mi juicio y bien entender,  sería RENUNCIAR EN BLOQUE, botar tierrita y no jugar más… alegar que esa es la trampa para que no haya legalmente el Referendo Revocatorio, aceptar que ya no hay esperanzas por esa vía y “enguarimbarse” lo más pronto posible.   Claro, siempre pudiéramos esperar que el Gobernador Mendoza mantenga sus esperanzas de que “aquello” en verdad es una trompeta y nos salga con otro cronograma a full color.

 

Aprovechen esta oportunidad, amigos de la “oposición tradicional” (porque el BLOQUE DEMOCRÁTICO y yo formamos parte de la “oposición radical”) y únanse a los intereses de Venezuela… que otra vez será.

 

Caracas 30 de septiembre de 2003

 

ROBERT ALONSO