OTRA VEZ LA COLOMINA…

 

No critico que a la Profesora Marta Colomina la Guantanamera le parezca más ordinaria y horripilante que un vallenato de los Hermanos Peñaranda y que cuando le mencionen a Cuba o a un cubano, se le estropee el día… pero de ahí a deformar la historia, la verdadera historia, hay un gran trecho, sobre todo cuando se supone que sea ella un icono del buen periodismo en Venezuela.

 

Ojo, a mi me encanta su “talibanismo” y como apabulla todas las noches al buenazo y “karmático” del Dr. Penzini.  Cuando la Colomina viene por la goma, yo deliro.  Tampoco me voy a poner a criticar su evidente antipatía por la patria que me vio nacer ni mucho menos intentar defender el honor y la memoria de nuestros mártires contemporáneos, porque creo que quienes han leído algo – sobre todos mis escritos – saben del sufrimiento y de la valentía del pueblo cubano ante la ignominia CASTRO-COMUNISTA.   Si algún día la Colomina quisiera conocer nuestras decenas de miles de muertos por sus nombres y apellidos, solamente tendría que visitar mi página, la http://www.geocities.com/alertasderobertalonso/Victimas.html y allá descubrir, además, cómo y cuándo murieron víctimas de Fidel Castro.

 

Tampoco voy a ponerme melodramático y sentimental haciendo mención de cómo ha irrespetado esta señora profesora a cientos de miles de familias cubanas – entre ellas, la mía -- que se vieron virtualmente obligadas a abandonarlo todo para buscar oxígeno de libertad y dignidad para sus hijos en tierras extrañas. 

 

En el micro de hoy -- donde la Colomina conversó con el Dr. Penzini en Unión Radio – la profesora dijo algo así como que los venezolanos no deben seguir pensando que Venezuela será otra Cuba, en especial porque en Cuba la mitad de los cubanos se “achantaron” y la otra huyó de la patria, cosa que – según la profesora – jamás sucederá en Venezuela.

 

Tal vez esta importante periodista venezolana esté siendo asesorada por un psiquiatra especializado en sociología aplicada quien jamás estuvo en un “boot camp” – mucho menos en Cuba -- y cree que los pueblos van a reaccionar mejor ante Castro si se les dice que se las están comiendo y se les mete embustes sobre lo que verdaderamente sucedió en la tierra de Maceo y de Martí.

 

Cualquiera que oyó esta noche a la Colomina y visita mi página de muertos cubanos, diría: “¡Coñooooo… no era nada lo del ojo y lo llevaba en la mano!”  Si aún con los cubanos “achantados” -- más los que según la profesora huyeron -- el CASTRO-COMUNISMO fusiló a decenas de miles – sin contar los cientos de miles de presos, muchos de los cuales “jalaron” condenas de hasta 30 años -- ¿qué nos esperará a nosotros aquí en Venezuela cuando comience la verdadera “emoción”?

 

No sé, a mí me parece que sería mejor decir la verdad.  Decirle al venezolano que si no se pone pilas terminaremos igualito que en Cuba, con fusilados y todo… y que se vayan todos preparando para “La Guarimba”, porque el día de la patria está a la vuelta de la esquina.

 

Que no se preocupe mucho la Colomina.  El venezolano tendrá su cuartico de hora para demostrar su heroísmo… que no lo dude nadie.  El joropo será recio y trancado; eso, o nos veremos acompañando a los cubanos en los cementerios, en las prisiones o en el exilio.

 

Caracas, 19 de mayo de 2003

 

ROBERT ALONSO