¡MENOS MAL!

 

Venía saliendo hoy en la mañana de las oficinas de la Asamblea Nacional cuando me encontré con un miembro de la directiva de la Coordinadora Democrática, a quien conozco desde que ambos éramos muchachos.  El amigo hizo un alto en su rápido caminar para decirme que había leído mis dos “alertas” de ayer:

 

                             REA-FIRMAZO, ¿GRACIA O MORISQUETA?

                             http://www.geocities.com/robertalonso39869592003/Reafirmazo1.html

                             ¿POR QUÉ LO DICE, SR. ALONSO?

                             http://www.geocities.com/robertalonso39869592003/Porquelodice1.html

 

Estaba a punto de comenzar la primera reunión de la Coordinadora Democrática del día y lo primero que ahí se iba a tratar – según mi amigo - era el tema de la seguridad de nuestros dos representantes en la directiva del C.N.E.  ¡Menos mal!

 

Según los evangélicos, el mundo tiene unos 5 mil años de “fundado”… cinco milenios que lleva el Todopoderoso combatiendo al Demonio y ahí lo tenemos, echando más vaina que nunca.  El grave problema de “nuestros” políticos es que casi todos ellos emergieron de AD y COPEI y por muy malo que creamos que son estos señores, comparados a los castro-comunistas son muy similares a Santo Domingo Sabio o, en el peor de los casos, al propio San Francisco de Asís.  Dios, en su infinita bondad y justicia divina, juega limpio.  De lo único que de Él me quejo es que a veces se nos hace el loco y nos deja a nuestro “libre albedrío”, el cual es capitalizado por políticos (como los que controlan a la C.D.) y nos echan tremenda lavativa.   El Demonio, sin embargo, no escatima en jugarnos quiquirigüiqui, hacer trampas, meternos embustes, matar votos con actas, hacer llamaditas telefónicas obscenas e inmorales, amenazar sin recato alguno a nuestros generales y almirantes, corromper a la gente, aumentar sueldos y cosas por el estilo.

 

En el ámbito político de la Venezuela de hoy, el bando de Dios está representado – entre muchos - por el gordito ese de la cachucha hacia atrás (a lo “Torombolo”), el Timoteo, Toño Ledesma, Elías Santana, los educados y ponderados muchachos de PRIMERO JUSTICIA y uno que otro saltimbanquis que lo mismo se ahorcan en un palo de guayaba que en una mata de mango.  Salvo con estos últimos, a cualquier padre le podría perfectamente gustar ver a su hija casar futuro con cualquiera de ellos… bueno, excluyendo al “Torombolo”, claro... por lo de la edad, no por otra cosa.

 

El bando de Satanas incluye a joyitas como Lina Ron, Freddy Bernal, “La Fosforito”, Juan Barreto, los pistoleros de Llagruno, ¿cómo se llama esta otra? ¡Cilia Flores!, Nicolás Maduro… y – faltaba más -  el propio Hugo.  ¡Una pelusa!  El Demonio, claro, es el jamás bien ponderado Fidel Alejandro Castro Ruz.  Meterlos a todos en un mismo ruedo sería similar a buscarse una manada de araguatos (que son unos monos aulladores venezolanos) viejos, flacos y enfermos; amarrarlos de pies y manos, taparle los ojos, colocarles un bozal,  inyectarles anestesia en las venas y soltarles cien leones africanos “emeverristas”, afeitados y con un hambre feroz.

 

Si el equipo del Demonio se dejase pasar tres strikes con este cuento del REA-FIRMAZO y luego, en caso de continuar el “guaraleo”, el del REFERENDO REVOCATORIO, yo dejaría de creer en la existencia del Diablo, lo cual sería tremendamente triste y peligroso, porque quien no cree en la existencia de Satanás no tiene temor de Dios.

 

Los buenos pretendían arrastrar un mastodonte que pesa cien quintales con una inmensa cadena de cien eslabones hechos de titanio menos uno, de bejuco podrido.   Faltando unos días para el arrastre, a alguien se le ocurrió decirles que por el eslabón de bejuco podrido se reventaría la cadena “blindada”, apenas comenzaran todos a jalar.  Menos mal que se dieron cuenta a tiempo, porque cuando el pobre va de culo: no hay barranco que lo aguante.

 

Fidel Castro ha metido a su ejército en mil guerras africanas y asiáticas.  Sus soldados han peleado hasta en Vietnam y Camboya, por no mencionar otros países de este lado del río, como Angola, Mozambique, Etiopía, Afganistán, Grenada, Nicaragua, El Salvador… etc.  Transportar tropas es muy costoso y mantenerlas en el sitio más todavía. 

 

Si el REA-FIRMAZO trajera como consecuencia la pérdida de esta piñata tan bonita llamada Venezuela y con esa pérdida se irían a la mierda todas esas bellas personas que juegan junto con Hugo Chávez en el equipo del Diablo, lo mínimo que deberíamos todos esperar es un carajazo IMPRESIONANTE.  Cualquier cosa sería válida porque para el Demonio, en el amor, la guerra y la política todo es válido.   Si el futuro de ellos depende del “consenso” de los dos venezolanos que entendemos defienden “nuestros intereses” en la directiva del CNE, serán ellos el objetivo en la mira… un operativo muchísimo más económico que enviar ejércitos al otro lado del mundo, pero es que, en adición a “neutralizarlos” a ellos, también nos han metido chinos, colombianos, árabes y hasta cubanos, quienes según la Profesora Colomina, son “carniceros”.   Es por todo eso que aplaudo la atención que la C.D. le está prestando al “blindaje” de ese flanco vulnerable en las personas de los dos directivos del poder electoral venezolano.

 

Teníamos que venir los talibanes, radicales, turulatos y “golpistas” del BLOQUE DEMOCRÁTICO, para – gracias a nuestros malos pensamientos – alertar sobre el impresionante y enorme error.  Cuidado y el REA-FIRMAZO no termine siendo una realidad – al menos en el planteamiento - gracias a nosotros, ¡ja!

 

Tenemos que ir todos a firmar, pero ojo, a la primera de cambio… nos “enguarimbamos”: ¿estamos?

 

Caracas 13 de octubre de 2003

 

ROBERT ALONSO