A LAS MADRES CUBANAS

 

Hoy, domingo 11 de mayo de 2003, siendo el “día de las madres”,  quiero rendirle mi humilde pero muy sentido tributo a esas CIENTOS DE MILES (si no MILLONES) de madres cubanas que a lo largo de estas cuatro largas y horribles décadas han tenido que soportar el insoportable dolor de tener a un hijo preso en las infrahumanas y dantescas prisiones políticas CASTRO-COMUNISTAS, al tiempo que deseo de todo corazón que una poesía como ésta – escrita en prisión por Manuel Artime… quien moriría poco después) jamás nazca de la triste y dolorosa inspiración de un joven venezolano en la Venezuela del incipiente oprobioso e ignominioso régimen CASTRO-COMUNISTA de los señores Hugo Chávez y Fidel Castro.

 

 

    A MI MADRE

 

¿Sabes?  Te vi pasar el otro día

y rasqué los barrotes con un beso.

¡A tu edad, y corriendo, madre mía,

por ganar tiempo, para tu hijo preso!

 

La víspera del juicio te vi triste,

                              “serena, madre, aunque llegara mi hora...”

--- Pero si estoy serena --- me dijiste ---,

y se te huyó una lágrima traidora.

 

Cuando aquel día me diste tu rosario,

pensé en el Crucifijo que traía.

Sí, la vida tiene algo de calvario,

pero... qué bien tú haces de María.

 

Y es que ante Dios, mi tímida heroína,

tu vida es un rosal de obras hermosas.

Sé que hasta ahora has sentido las espinas,

algún día, madre, te darán las rosas.

 

Te sentirás llamar muy dulcemente

y un beso tibio envolverá tus manos,

y verás a tu hijo sonriente

bajo este cielo de un azul cubano.

 

Dios premiará tu angustia, madre mía,

y el ardiente deseo de tus rezos

¿Sabes?, te vi pasar el otro día

y rasgué los barrotes con un beso.

 

 

Enviado con un profundo dolor y un mayor temor desde Caracas hoy, “día de las madres”, domingo 11 de mayo de 2003

 

ROBERT ALONSO