¡HIPÓCRITAS!

 

La Biblia nos cuenta que estaba Jesús dando vueltas por ahí cuando se le presentaron unos fariseos y saduceos para tentarle y pedirle que les mostrase una señal del cielo indicando que el “fin de los tiempos” estaba cerca.  Hay muchos estudiosos de la Biblia que consideran que aquel “fin de los tiempos” -- que tanto se menciona en el Nuevo Testamento -- no era otra cosa que la toma total de Jerusalén en el siglo 70 dC por parte del imperio romano… evento que en efecto sucedió y marcó el fin del judaísmo en la región tal y como se conocía hasta entonces, consolidando así el comienzo exitoso, político y teológico del cristianismo, tal y como lo conocemos hoy.

 

Cuenta Mateo en su capítulo 16 versículos segundo y tercero que Jesús les respondió: “Cuando anochece, decís: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles.  Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado.  ¡Hipócritas! Que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡mas las señales de los tiempos no podéis!”

 

Las “señales de nuestros tiempos” están hoy más claras que nunca.  Pudiera estar acercándose el “fin de nuestros tiempos” y solo los hipócritas o los cobardes no pueden verlo.

 

En épocas de Cristo no existía un plan llamado “LA GUARIMBA”… hoy sí.  Menos de siete décadas después de esta conversación entre Jesús y sus coterráneos, sucedió lo que el Hijo de Dios advertía con tanta vehemencia: Jerusalén fue arrasada por los romanos y el templo de Salomón desapareció para siempre en la historia.  Hoy estamos en una disyuntiva similar, solo que no pasarán siete décadas porque ya comenzaron a caer los primeros aguaceros torrenciales emanados de un cielo nublado saturado de arreboles.

 

Caracas, 12 de agosto de 2003… faltando 8 días para que “nuestros” líderes nos digan que tenemos que entregar las firmas en un “territorio neutro” y no en el C.N.E.

 

ROBERT ALONSO